Inicio Actualidad 65 niños esperan por una familia

65 niños esperan por una familia

105
0
a Boy crying,fear in angle of abandoned building image blur Children violence. boy, lad with her hand extended signaling to Stop,child bondage in angle of abandoned building image blur and pain, afraid, restricted, trapped, call for help, struggle, terrified, violence, slave, Human Rights Day concept.

Los menores viven en hogares de paso luego de que un tribunal les declarara una sentencia de abandono

La decisión de adoptar no fue súbita, Elena presentaba múltiples condiciones de salud que le impedían quedar embarazada y junto a su esposo, Óscar, ambos de nacionalidad española, inician los trámites para tener en brazos a ese bebé que tanto esperaban.

Ella era profesora y él, abogado con su propio despacho. La pareja inició el proceso en España, vía protocolo público, y luego de tres años de preparación, tuvieron la oportunidad de elegir un país para concretar la adopción. Sin titubear se decidieron por República Dominicana.

Y así, con más ilusiones de las que cabían en la maleta, tomaron sus pertenencias y se instalaron en Santo Domingo, pensando que sería por menos tiempo: terminaron viviendo siete meses en el Caribe esperando a que concluyera el proceso legal.

A pesar de que María, su bebé, fue abandonada de meses, conoció a sus futuros padres adoptivos cuando tuvo dos años. El único dato que tenían de la pequeña es que al nacer presentó una infección seria con bajas probabilidades de superarla y por eso fue dejada a su suerte por sus progenitores en un hospital del Cibao.

“Veo a mi hija y no me importa nada, lo volvería a hacer. Me dí cuenta de que estábamos predestinados porque yo no me imagino una vida sin ella”, comentó Óscar a Diario Libre, visiblemente emocionado.

María pudo ser adoptada luego de ingresar a uno de los hogares de paso de Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) tras la denuncia hecha por el hospital.

“Conani está llamado a dar respuesta a todos los niños, niñas y adolescentes que puedan estar en estado de vulnerabilidad, y el abandono es una de esas vulnerabilidades”, afirma Karina Valdez, encargada del depar- tamento de Programas y Servicios de Conani.

De enero a octubre de 2021, en los hogares de paso de Conani han sido ingresados 1,051 niños, niñas y adolescentes: 717 de nacionalidad dominicana, 319 de ascendencia haitiana y 15 pertenecientes a otras nacionalidades. Este total incluye además de los casos de abandono, casos de agresión física, agresión sexual y cualquier otro acto de violencia en perjuicio del menor. De estos 1,051 niños, 98 han sido recogidos específicamente por casos de abandono. Unos 33 lograron reunificarse con su familia de origen o ser adoptados, y quedan activos 65 casos.

De estos 65 casos, el 60% pertenece a niños dominicanos que han sido abandonados principalmente en hospitales, basureros, parques y paradas de autobuses. El 38 % corresponde a niños de ascendencia haitiana.

El rango etario que registra los mayores casos de abandono corresponde a niños recién nacidos hasta los dos años de edad.

A la fecha, Conani tiene bajo su cuidado a 12 niños dominicanos (60%) y 8 niños de ascendencia haitiana (40%) que aún no cumplen los dos años.

Al analizar los niños de 2 a 4 años, la proporción de infantes de ascendencia haitiana es mayor con un 75% en comparación a un 25% de niños dominicanos.

Los ocho niños que conforman el grupo de 5 a 7 años están divididos un 75 % de dominicanos y el 25 % de ascendencia haitiana.

En el rango de 8 a 12 años, el 78 % (11 niños) son dominicanos y el 22 % (3 preadolescentes) de ascendencia haitiana.

Adolescentes

Los adolescentes de 13 años en adelante también han sido víctimas de abandono, Conani registra 15 casos activos, de los cuales el 53 % son dominicanos, el 40 % de ascendencia haitiana y un 2 % pertenenciente a otras nacionalidades.

Con respecto a la determinación de nacionalidades, “se presume que son de ascendencia haitiana pero no tenemos documentación de los padres para confirmarlo”, explica Aly Peña, encargada del Departamento Jurídico de Conani.

“Cuando esos niños se declaran pasan a ser dominicanos, aunque sean de ascendencia haitiana, pero como no se puede estable-cer su origen, cuando se declaran salen dominicanos”, acotó Karina Valdez.

¿Cómo es el proceso?

Todos los casos de abandono llegan vía Fiscalía, que realiza las investigaciones y si determina que el niño necesita alguna protección, lo remite a Conani.

Conani cuenta con ocho hogares de paso en toda la geografía nacional donde cada niño ingresado es cuidado bajo los dictámenes de la Ley 136-03, por la que se crea el Código para la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Para que un niño sea declarado en abandono no basta con que haya sido dejado solo en un espacio público. Conani realiza un proceso de investigación para encontrar a su familia de origen.

“Si aparece un familiar (biológico) y tiene las condiciones para cuidar al niño, Conani lo reunifica con su familia. Lo ideal es que todo niño esté con su familia, especialmente la biológica pero si ya esto no se puede, se hace un proceso en el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes del lugar donde ocurrió el hecho y ya con una sentencia que lo declara en estado de abandono y luego de la gestión para que obtenga su acta de nacimiento, el niño puede pasar a una familia de acogida o una familia adoptiva lo más idónea posible, que se busca entre el listado de las familias solicitantes de adopción”, aseguró la encargada del departamento jurídico.

La duración del proceso investigativo va a depender de cada niño en particular. Si se trata de un recién nacido que fue abandonado en un hospital, el proceso se acorta al no haber ningún rastro de un familiar pero si se trata de niños que ya saben hablar y pueden detallar nombres de sus familiares o de su lugar de residencia, el proceso se extiende.

“Luego de que tenemos esa sentencia de abandono del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes, gestionamos el acta del nacimiento del niño en la Junta Central Electoral y pedimos al tribunal la autorización judicial para declararlo”, agregó Peña.

Al niño se le realiza una evaluación médica que determina la edad aproximada, ya que, por lo general, no se sabe la fecha exacta en la que nació y se pone en el acta de nacimiento que tiene padre y madre desconocidos. Cuando el niño es adoptado, en el acta se incluyen los nombres del padre y de la madre adoptante.

“Inmediatamente un niño entra al sistema de Conani, nosotros le damos un nombre para que pueda tener una identificación y si requiere ser declarado en abandono, su nombre pasa a ser el que le asignamos. Normalmente suelen ser nombres bíblicos, siendo Saúl, José, David y Moisés los favoritos”, comentó Valdez, quien admitió que son más los casos de niños abandonados que de niñas.

De los 65 casos activos, 37 son masculinos y 28 femeninos.

Luego de culminar el proceso de adopción, Conani le da un seguimiento a la nueva familia por cinco meses, y vigila la integración del menor.

Image
200 familias esperan recibir pronto a sus hijos

Hay más familias demandantes que niños dentro del sistema. Actualmente hay unas 200 familias en espera de recibir un hijo adoptivo.

Una vez concluida la adopción, el proceso es irrevocable pero la ley establece que todo niño tiene derecho a conocer su origen. “Se recolecta toda la información familiar, se añade al expediente y cuando el niño solicite conocer sus raíces, se le suple”, dijo Peña, aclarando que agotado el procedimiento, la familia biológica pierde sus derechos.

De acuerdo con la presidenta de la Asociación Dominicana de Psicología Perinatal, Angy Estévez: “Existen diversos factores asociados al abandono infantil como embarazo en adolescentes, pobreza y exclusión social, embarazos no deseados, enfermedades físicas, problemas de salud mental, adicciones, abuso infantil de los padres, haber sido víctimas de trata, entre otros” que pueden llevar a los progenitores a abandonar a su criatura.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda decir a los hijos que son adoptados cuando puedan entenderlo, especialmente antes de los 7 años, “que es cuando existe un mejor ajuste psicológico”.

“De enero a octubre de 2021, en los hogares de paso de Conani han sido ingresados 1,051 niños, niñas y adolescentes: 717 de nacionalidad dominicana, 319 haitiana y 15 pertenecientes a otras nacionalidades”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here