Inicio Ciencia Así fue el impresionante eclipse solar total que oscureció la Antártida

Así fue el impresionante eclipse solar total que oscureció la Antártida

134
0

La Luna se interpuso ante el Sol y proyectó una sombra sobre la Tierra hasta que las tres esferas quedaron alineadas

El eclipse solar total del 4 de diciembre de 2021

El día interminable durante el verano austral en la Antártida más profunda se vio interrumpido en la madrugada de este sábado por algo más de una hora de oscuridad provocada por un eclipse total de sol.

A las 7:00 GMT, la Luna comenzó a ocultar la esfera del Sol, para alcanzar la totalidad -momento de absoluto ocultamiento de la esfera de la estrella- a las 7:33 GMT, por un minuto y 54 segundos en el punto de máxima duración la sombra de la Luna proyectada sobre la Tierra hizo la noche en medio del continente helado.

El eclipse terminó a las 08H06 GMT tras una hora y seis minutos desde su comienzo.

Un eclipse solar ocurre cuando la Luna se sitúa entre el Sol y la Tierra, proyectando una sombra sobre la Tierra y bloqueando total o parcialmente la luz del Sol. Para que se produzca un eclipse solar total, el Sol, la Luna y la Tierra deben alineadosUn eclipse solar ocurre cuando la Luna se sitúa entre el Sol y la Tierra, proyectando una sombra sobre la Tierra y bloqueando total o parcialmente la luz del Sol. Para que se produzca un eclipse solar total, el Sol, la Luna y la Tierra deben alineados

A partir de las 7.00 GMT de este sábado la Luna se interpuso ante el Sol y proyectó una sombra sobre la Tierra hasta llegar al eclipse solar total, cuando las tres esferas quedaron alineadas en recta, un fenómeno que puso ser visto en su plenitud desde la Antártida.

El continente blanco fue el único y privilegiado lugar del mundo donde, en algunas de sus zonas, puso verse este eclipse total de forma completa, mientras que en otras zonas del planeta se experimentó un eclipse solar parcial.

Al menos cinco equipos de científicos de Chile se instaladoron a 1.000 kilómetros del polo sur para observar este hito astronómicoAl menos cinco equipos de científicos de Chile se instaladoron a 1.000 kilómetros del polo sur para observar este hito astronómico

El único punto de visualización internacional en las profundidades de la Antártida fue base Glaciar Unión, a 1.000 km al norte del Polo Sur, 2.000 km al sur de las bases internacionales en la Antártida -en la isla Rey Jorge- y a 3.000 km de Punta Arenas, la ciudad más austral de Chile en el continente.

En ese lugar solo científicos estadounidenses, la NASA, investigadores chilenos y algunos turistas -que han pagado 40.000 dólares por el viaje a una empresa de turismo extremo- fueron los únicos testigos en todo el planeta que observen el eclipse total en directo.

La base, inaugurada por Chile en 2014, apenas cuenta con unas carpas o tiendas de campaña en medio de un desierto helado a -15 grados celsius, rodeado por los montes Elsword que evitan la llegada de los extremos vientos que recorren el interior del territorio antártico.

La instalación -administrada y gestionada por las Fuerzas Armadas de Chile- comparte ubicación con el campamento de la empresa privada estadounidense Antarctic Logistics & Expeditions LLC, que opera el aeródromo en el que los aviones de la Fuerza Aérea de Chile aterrizan para entregar logística y personal.

“Esta base es la única que está sobre el camino de la sombra del eclipse, no hay otro emplazamiento previo dentro de la Antártica que esté en el camino de oscuridad total. Hay un trayecto que pasa sobre el mar, donde entiendo hay planes para observar desde barcos, pero luego su trayecto cubrirá las grandes capas de hielo del continente”, afirmó Patricio Rojo, doctor en astrofísica y líder de uno de los equipos de investigación de la Universidad de Chile que viajó a la Antártida.

Los científicos de la USACH apostados en ese lugar buscaron durante el eclipse analizar los cambios abruptos que ocurren solamente durante este fenómeno astronómico.

El académico de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), Raúl Cordero, explicó que el objetivo era medir cómo la oscuridad absoluta a lo largo de la franja de totalidad genera o no cambios en las proporciones de ozono, ya que este compuesto químico es un importante parámetro en esta zona, donde el agujero en la capa de ozono es más notable que en cualquier otra parte del planeta. La oscuridad o el descenso repentino en las temperaturas son elementos de esta “perturbación” provocada por la sombra de la Luna proyectada en la superficie terrestre que solo se pueden medir durante los eclipses.

El último eclipse que se pudo ver desde la Antártida ocurrió el 23 de noviembre de 2003 y ya no se podrá ver otro hasta 2039. Chile fue testigo de un eclipse total de sol el 14 de diciembre de 2020 y el 2 de julio de 2019.

El eclipse completo:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here