Inicio Accidenrtes «Flow la Movie» y otros famosos que perdieron la vida en el...

«Flow la Movie» y otros famosos que perdieron la vida en el aire

162
0

Marília Mendonça, Kobe Bryant, Jenni Rivera, Carlos Gardel, entre otros fueron victimas de accidentes aéreos

El productor musical José Ángel Hernández, mejor conocido como «Flow La Movie», y su familia, son las últimas victimas fatales de accidentes aéreos, quienes al igual que otras celebridades perdieron la vida en el aire.

Marília Mendonça, Kobe Bryant, Jenni Rivera, Carlos Gardel y el estadounidense Ritchie Valens, también forman parte de la fatídica lista.

+ Flow la Movie

Flow la Movie y su familia murieron mientras se encontraban dentro de la aeronave de la empresa Helidosa Aviation Group que precipitó la tarde de ayer miércoles en el Aeropuerto Internacional de Las Américas.

El avión se estrelló ayer a las 5:25 de la tarde en el lado sur de la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional de las Américas (AILA), había despegado a las 5:09 de la tarde del Aeropuerto Joaquín Balaguer, de El Higüero, volando apenas 17 minutos hasta el momento de su caída, con los nueve ocupantes que perecieron en esta tragedia, incluida su tripulación.

Flow La Movie poseía su propia discografía y es responsable del crecimiento de artistas como Nio Garcia, Casper Magico, y D.Ozi. También fue la cabeza que genero el hit mundial «Te Bote.»

El mundo de la música lamentó la muerte del productor.

+ Marília Mendonça

Recientemente Marília Mendonça, conocida como la «reina del sufrimiento» por su estilo melancólico y profundo, murió al caerse la avioneta en la que viajaba.

La caída de la avioneta en la que viajaba terminó con su vida y con la de los otros cuatro ocupantes que le acompañaban: su productor Henrique Ribeiro, su tío y asesor Abicieli Silveira, así como el piloto y el copiloto del aparato.

El accidente ocurrió cuando la aeronave se precipitó sobre un área rocosa cerca de una cascada de agua, en la localidad de Piedade de Caratinga, en el estado de Minas Gerais (sureste).

La primera línea de la investigación abierta para esclarecer las causas de la tragedia apunta a que la avioneta chocó contra unos cables de alta tensión antes de impactar contra el suelo, a tan solo dos kilómetros de la pista de aterrizaje.

En la triste lista del siglo XXI resalta la mexicana Jenni Rivera. «La Gran Señora» murió en un accidente de avión tras un último concierto en la ciudad de Monterrey, en el noreste de México, el 9 de diciembre de 2012, un suceso que conmocionó a ese país y a sus fanáticos en Estados Unidos y otros países americanos.

En diciembre de 2014, las autoridades mexicanas cerraron la investigación sobre lo que le ocurrió al avión. El director General de Aeronáutica Civil, Gilberto López Meyer, afirmó que los resultados del accidente aéreo no podían ser concluyentes y que no habían sido capaces de determinar la causa exacta del accidente. Demandas que afectan a los propietarios del avión, la finca de Rivera, y los familiares de las personas a bordo con Rivera se han presentado en los tribunales estatales y federales en los Estados Unidos.

+ Adiós a Kobe Bryant

Hace casi dos años, estrellas de Hollywood y famosos del mundo del espectáculo de Estados Unidos se conmocionaron el 26 de enero de 2020 con la muerte de Kobe Bryant, leyenda del baloncesto que falleció a los 41 años en un accidente de helicóptero en Calabasas (Los Ángeles, EE.UU.).

Bryant, que murió junto a otras cuatro personas, no solo triunfó en las canchas de baloncesto como figura de Los Angeles Lakers sino que también fue una gran personalidad fuera de ellas y toda una celebridad en Estados Unidos y el resto del mundo.

Un ejemplo de su éxito al margen de la parcela deportiva fue el Óscar que ganó al mejor cortometraje de animación por «Dear Basketball» (2017).

A principios del siglo XXI, la artista newyorquina Aaliyah fue víctima de una lamentable tragedia aérea para dejar una carrera interrumpida.

Ella saltó a la fama en 1994, cuando lanzó el álbum ‘Age Ain’t Nothing But A Number’, que vendió más de seis millones de copias en todo el mundo, consagrándose así como una estrella del R&B.

La artista completó su breve discografía de estudio con ‘One In a Million’ (1996) y ‘Aaliyah’ (2001).

Además de destacar por su voz, nuestra protagonista también hizo sus pinitos como actriz y participó en ‘Romeo debe morir’ (2000) y ‘La reina de los condenados’ (2002).

Una carrera musical de éxito, incursiones en el cine, un estilo original… Aaliyah tenía muchos puntos en común con Beyoncé, con quien tuvo la oportunidad de coincidir en 2001.

Sin embargo, la prometedora trayectoria de la neoyorquina se truncó prematuramente, ya que murió el 25 de agosto del 2001 en un accidente de avión en Bahamas cuando tenía solamente 22 años.

En el siglo XX hubo pérdidas muy lamentables. El primero de renombre mundial fue el cantante argentino Carlos Gardel, quien murió el 24 de junio de1935 tras el choque de dos aeronaves en el aeropuerto Olaya Herrera en Medellín, Colombia.

El avión en el que viajaba el cantante, compositor y actor argentino símbolo del tango se desvió en su ruta de despegue, por lo que se estrelló contra una aeronave similar, lo que provocó una fuerte explosión e incendio en la pista.

Charles Romuald Gardès, que castellanizó su nombre a Carlos Gardel, se marchó en pleno apogeo artístico y cuando gozaba de mayor fama.

Junto a él murieron 16 personas más, entre ellos su guitarrista Guillermo Barbieri y el letrista Alfredo Le Pera.

Aunque Gardel era conocido por sus canciones en la Argentina y parte de Latinoamérica, los largometrajes le dieron un reconocimiento internacional que llegó en la parte final de su vida.

Dos décadas después, el icónico cantante y actor mexicano Pedro infante moría en un accidente aéreo.

Además de ser un ídolo del cine y la música, Infante era un amante de la aviación. Fue piloto y acumuló casi 3,000 horas de vuelo antes de un fatal accidente. En abril de 1957, su avión se desplomó poco después de despegar.

Dos años más tarde, el 3 de febrero de 1959, los fans del rock and roll llorarían la muerte de los pioneros de ese ritmo, Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper, quienes murieron en un accidente de avioneta en plena gira.

Ya hace 62 años, la pequeña ciudad de Mason City en Iowa (EE.UU.) se convirtió, sin desearlo, en un lugar maldito para el rock. Desde el aeropuerto de Mason City había despegado de madrugada del 3 de febrero de 1959 una pequeña avioneta en la que Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper pretendían salvar los casi 600 kilómetros que separaban su concierto en Clear View (Iowa), del 2 de febrero, con el de Moorhead (Minesota), del día siguiente.

Dos integrantes de la banda de Holly, Tommy Alsup y Waylon Jennings, cedieron sus asientos a Valens y The Big Popper, con lo que así evitaron, por un macabro giro del azar, morir entre los restos de esa avioneta que se estrelló a menos de diez kilómetros del aeropuerto por los errores del piloto y el mal tiempo.

El siniestro causó una gran conmoción en la época, como si fuera el fin del rock and roll, aunque este estilo musical que apelaba a la juventud, la excitación y el desenfreno demostraría, en realidad, tener más vidas que un gato.

El destino fue especialmente cruel con Richard Valenzuela, más conocido como Ritchie Valens, ya que en el momento de su muerte solo tenía 17 años, en pleno ascenso a la gloria musical.

El mejor ejemplo de su estilo fue «La bamba», un son jarocho tradicional que, pasado por el novedoso filtro del rock y con un toque de chachachá, dio a Valens su primer éxito.

Décadas más tarde, el compositor y cantante de música country, John Denver, también falleció cuando el avión que pilotaba cayó al mar en 1997.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here